El líquido anticongelante es un producto muy importante para fundamental para el correcto funcionamiento del motor y evitar su sobrecalentamiento. Aunque debes estar seguro cuál es el indicado para tu auto.

Existen diversos tipos de anticongelantes o refrigerantes y el fabricante se encargará de indicarnos el adecuado para nuestro modelo de vehículo; por lo tanto, te hablaremos un poco más sobre los diversos tipos de este producto:

  • Orgánico. Cuenta con etilenglicol y agua destilada o desmineralizada y ofrece una gran variedad de ventajas: buena duración, es biodegradable, tiene menos residuos sólidos y evita la formación de óxidos metálicos y la corrosión, razones que lo convierten en el más utilizado.
  • Inorgánico. Al estar formado por silicatos que se degradan, pueden provocar averías en el sistema de refrigeración, además de tener duración más corta. Es importante tener un control adecuado de los niveles de este anticongelante.
  • Híbrido. Se compone por etilenglicol, glicerina, aditivos anti-espumantes y anti-calcáreos, lo que en conjunto puede proteger correctamente el circuito de refrigeración.

Por último, te recomendamos nunca mezclar anticongelantes, ya que el auto podría sufrir averías severas. Es importante mencionar que nunca debe mezclar estos tres líquidos o su vehículo presentará averías severas. En JDF comercializamos refacciones automotrices, llantas y acumuladores, entre otros productos